Clima Astrológico 4/ 01

51

Cuarto Menguante en Libra. Marte entra en Capricornio hasta el 13 de febrero.Este Cuarto Menguante en particular se perfecciona a las 00.30 hora argentina en el grado 13 con 14 minutos de Libra. El regente de esta lunación está en Sagitario y en cuadratura a Saturno en Piscis. Por otra parte, Marte está en el grado kármico 29 de Sagitario, a punto de entrar en unas horas en su signo de exaltación: Capricornio. Esto nos indica que estamos bajando los decibeles para entrar en una etapa más capricorniana. En una semana tendremos la Luna Nueva en Capricornio, que nos invita a comprometernos en aquello a lo que queremos darle forma y que perdure en el tiempo.

 Ahora bien, ¿alguna vez te preguntaste por qué mengua Libra desde Capricornio?Porque el tiempo de la cabra es para dejar atrás el valor excesivo –y fatuo- a lo bello. Es decir, ¿es más importante la belleza o el sostén? ¿Es más importante que algo sea o quedelindo, o que sea sustentable en el tiempo? Muchas veces, lo que perdura, lo que es real, no es lo más bonito estéticamente hablando. Se prioriza el trabajo arduo, comprendiendo que lo “bello” aquí  es de una orden menor. Se los explico así: imagínense a una mamá trabajando, levantándose todos los días para llevar a sus hijos al colegio. Pues ella no está mirando si está linda o si está fea, si se pintó o no las uñas -que por lo general no lo hizo;)-.Aprendemos que la cáscara no es importante en la Temporada Capricornio: lo importante es hacer lo que tenemos que hacer, no importa cómo me veo, cómo es el look o como estoy en la foto. Muchas veces la foto es divina pero no se hace lo que se tiene que hacer.Además, Libra es un símbolo de debilidad -la fragilidad de una flor- mientras que Capricornio nos impele a forjarnos en el frío y crudo invierno para que del carbón salga el diamante. Buda explica que lo verdadero es lo que nunca muere: lo externo, lo bello, y lo adornado, perece; lo que puede permanecer inmutable no destaca por su brillo. Por eso Lao Tse en el Tao Te Ching dice: “Lo bien plantado, echa buenas raíces. Aquello edificado sobre bases sólidas, no se resquebraja”. Y por otra parte, una vez que asumimos responsabilidades, compromisos, y maduramos, es que tenemos que dejar atrás las dudas librianas.

 

Comments are closed.