Ayur Surya Namaskar

176

Saludo al Sol Vital

El Saludo al Sol es tal vez el más difundido de los saludos de yoga. Si bien las prácticas de yoga no se recomiendan hacer a pleno sol, esta podría ser una excepción… ¡Solo que nos hará transpirar lindamente! O sino puede uno jugar con la fantasía del sol sobre uno. Este namaskar impacta sobre varios sistemas, principalmente sobre el muscular que al estar en continuo movimiento hará mover muchas articulaciones y por ende también el sistema óseo. Por eso podemos decir que impacta sobre el sistema ósteo artro-muscular. La sensación que brinda es vigor, reforzando el prana (la energía vital) y por ende la vida.

Es ideal, luego de una serie de kriyas (movimientos repetitivos que limpian las articulaciones) para entrar en calor, antes de ejecutar asanas (posturas). Como en todo namaskar es importante combinar la respiración. Para un practicante avanzado cada movimiento implica una inhalación o una exhalación e incluso hay una retención sin aire.

La mayoría de los practicantes de yoga lo conocen como un saludo de doce pasos, que comienza con una retroflexión. En cambio en Ayur Yoga, dado que el foco está en la salud, comenzamos con un estiramiento (hacia el cielo). Como regla de oro para el Ayur Yoga podemos decir que el orden (para cualquier combinación) siempre es: estirar, flexionar (hacia adelante), retroflexionar (hacia atrás), flexiones laterales (ambos lados) y, por último, se ejecutan las torsiones. En el caso puntual de este namaskar no tenemos ni laterales ni torsiones. Así que de acuerdo a esta lógica les presentaremos a continuación el Ayur Surya Namaskar:

1. Partimos de la posición de tadasana, parados con los pies juntos, con los hombros levemente hacia atrás, buscando acercar los omóplatos entre sí. Las manos, sin tensión, extendidas hacia las piernas y el mentón levemente hacia abajo (enderezando cervicales).

2. El siguiente movimiento comienza con una inhalación mientras abren las manos hacia afuera con las palmas levemente hacia arriba, como absorbiendo por ellas la energía del sol desde todos los puntos.

3. Exhalando unen manos en anjali (o pronam) mudra con toda la intención que propone dicho gesto: centrar lo disperso, la multiplicidad, y así concentrar la energía, la atención… todo en un solo cometido.

4. Inhalando llevamos las palmas unidas por la vía central de nuestro cuerpo hacia arriba, extendiendo los brazos con las palmas juntas hacia el sol lo que implica incluso subir los talones.

5 (a y b). Exhalando bajamos las manos juntas casi rozando el cuerpo hasta tocar el suelo (vale flexionar rodillas) descargando en la Tierra la energía del Sol, haciendo consciente el hecho de ser un canal entre ambas energías, la mundana y la celestial.

6 (a y b). Inhalando vamos ahora a extender los brazos hacia adelante pasando el tronco por un plano paralelo al suelo con la cabeza “atrapada” entre los brazos y subiendo hacia arriba y más atrás, buscando una retroflexión que sostenemos con apoyo de abdominales y glúteos.

7 (a y b). Exhalando bajamos del mismo modo, estirando la columna hacia adelante y una vez abajo separamos las palmas buscando apoyarlas a cada lado de los pies.

8. Inhalando damos un paso largo con la pierna derecha hacia atrás quedando con la rodilla izquierda a la altura del tobillo palmas al suelo, pierna derecha extendida bien atrás apoyando el pie con el metatarso.

9. Exhalando el aire extendemos el pie izquierdo para situarlo al lado del derecho, quedando nuestro cuerpo en un plano inclinado, con una línea recta entre talones y coronilla, ajustando abdominales.

10. Sin aire bajo a los “ocho apoyos” metatarsos, rodillas, pecho, manos y mentón. Con los glúteos hacia arriba.

11. Deslizando desde los metatarsos hacia adelante y arriba subo inhalando a “la cobra”, con los codos bien pegados al tronco.

12. Exhalo elevando la cadera al adho mukha svanasana (“la carpa”); manteniendo palmas y brazos bien extendidos. En lo posible busco estirar rodillas y bajar talones hacia el suelo.

13. Inhalando doy un paso hacia adelante con el pie derecho, llevando el pie entre las manos.

14. Exhalando acerco el pie izquierdo al lado del derecho mientras busco extender las rodillas llevando el torso hacia las rodillas a la postura de la “cigüeña”.

15 (a y b). Inhalando junto palmas “atrapando cabeza” y con los brazos extendidos hacia adelante, y siguiendo hacia arriba, manteniendo la columna recta, estirándome hacia el sol hasta subir los talones.

16. Exhalando bajo las manos que permanecen unidas en anjali mudra delante del pecho.

(Se puede repetir del lado izquierdo.)

17. Inhalo bajando manos hacia los costados (como al principio).

18. Exhalando voy a la postura inicial de tadasana con las palmas hacia los muslos.

 

Este saludo de yoga es exigente, lo ideal sería que lo hagan supervisado por un docente calificado. Ayur Yoga (Yoga Vital) está encabezada por el maestro Jorge Bidondo (Maha Yogacharya Dev Hansa Natha) junto con su esposa Paola Ríos (Mataji Ekara Devi Natha). Forma parte de la Escuela Latinoamericana de Yoga y la Federación de Yoga de la República Argentina.

Rafael Sabini

Imágenes nuestras
Imagen de tapa: Aptavs.com

Los comentarios están cerrados.