Mudras

203

Los mudras son gestos y la palabra en sánscrito mudra significa “signo” o “sello”. Proviene de los términos: “mud” que significa felicidad, y “dhra” que significa disolución.
Hay mudras con la lengua, como el kechari mudra donde la lengua busca ir hacia arriba y atrás en el paladar con intención de subir hacia la nariz internamente. Sin embargo, gran parte de los mudras los realizamos con las manos. Siempre hay una intención específica para el mudra que ejecutemos; pero como rasgo general podríamos decir que se trata de transformar y direccionar la energía de nuestro cuerpo-mente en ese camino hacia la autorrealización que plantea la antigua tradición védica del yoga. Y en esa línea, nuestros cinco dedos representan los cinco elementos principales del universo (panchamahabhootas).
Cada dedo tiene su función y su poder dentro de nuestro organismo. Cuando los dedos se tocan, los canales de energía (nadis) se conectan y se activan vibraciones de energía. Los diferentes elementos pueden así combinarse a voluntad.
Al igual que cuando practicamos posturas de yoga (asanas), cuando hacemos mudras buscamos el bienestar y el equilibrio en nuestro cuerpo-mente así como también con el todo (universo). Se dice que si practicados regularmente y con inteligencia los mudras lograremos mejorar nuestra salud y armonía por lo que la frase: “el destino está en tus manos” toma un sentido literal.

Los dedos

Para entender los mudras de manos es importante comprender la simbología de los dedos:
El dedo meñique (kanishthika) tiene como elemento el agua (jala) y corresponde al chakra swadistana. En principio, al involucrarlo en un mudra nos proporciona la capacidad de interactuar con otros seres humanos y se encarga de trabajar nuestras emociones.
El dedo anular (anamika) tiene como elemento tierra (prithvi) y su chakra es muladhara. Por lo que al involucrarlo nos provee de la fuerza necesaria para defendernos y luchar por lo nuestro, así como también de brindarnos el equilibrio interior para afrontar cualquier situación.
El dedo medio o dedo del corazón (madhyama) tiene como elemento el éter, o espacio, (akasha) y el chakra vishuddha, por lo que podemos pensar que nos provee la energía necesaria para actuar y vivir en armonía con el mundo espiritual.
El dedo índice (tarjani) tiene por elemento el aire (vayu) y su chakra es anahata. Se dice que con este dedo potenciamos la capacidad de crear y pensar así como también de atraer inspiraciones divinas. En él radican nuestros diferentes estados de ánimo.
El dedo pulgar (angustha) representa el elemento fuego (agni) y el chakra manipura. Ayuda a equilibrar las energías del cuerpo, nutriendo cuando hay que nutrir y destruye cuando debe eliminarse.

Algunos mudras

A continuación presentamos algunos mudras de manos como para ir armándose una idea de la lógica que está en juego.

Como sabrá comprender estimado lector esta es apenas una aproximación, una presentación, de algunos de los mudras realizados con las manos. Iremos profundizando más en el tema, sin embargo, siempre es buena idea acercarse a algún instructor o maestro de Yoga como para orientarse con mayor profundidad. Esta ciencia milenaria es muy rica, efectiva y profunda.

¡Mientras tanto, Namaste!

Comments are closed.