Anticoagulantes naturales

44

Estamos viendo un aumento significativo de arritmias cardíacas como la fibrilación auricular, trombosis y otras patologías donde muchas personas se ven obligadas a tomar anticoagulantes que hacen que la sangre tarde más tiempo en coagular, con el fin de evitar embolias y esas cosas.
Lo siguiente no reemplaza para nada una visita a un médico ni el hacerse estudios de sangre (para medir, por ejemplo, Dimero-d y Troponina).
Sin embargo, como siempre les recordamos que la naturaleza nos da todo y entre ello anticoagulantes naturales que pueden ayudar o prevenir, incluso diabetes y otras enfermedades del corazón o el cerebro.
Recuerde que todo es a su justa medida y cada cuerpo es único, lo que beneficia a uno puede perjudicar a otro. Tampoco olvide consultar con su especialista de la salud. El siguiente listado lo tomamos del Canal Dra. Alejandra Chiappano.

Cúrcuma: El ingrediente activo de la cúrcuma es la curcumina, tiene propiedades antiinflamatorias y anticoagulantes. Tomar entre 700 y 1000mg diarios de cúrcuma puede ayudar a las personas a mantener el estado anticoagulante de la sangre

Jengibre: Impide que se acumule la sangre, favoreciendo su dilución. La mejor manera de consumirlo es hervir la raíz.
Sauce: La corteza de sauce podría retardar la coagulación sanguínea. Esta planta también se utiliza como alternativa a la aspirina (ácido acetilsalicílico).

Ajo y cebolla cruda: considerados anticoagulantes naturales por excelencia.

Vitamina E: En alta concentra-ciones lo encuentran en el aceite de germen de trigo (una cucharada al día) las almendras, palta y las verduras de hojas oscuras.

Alimentos ricos en salicilatos: Como ciruelas, cerezas, arándanos, uvas, frutillas, la miel, los frutos secos cuentan con propiedades antibacterianas que bloquean las bacterias del intestino que fabrican la vitamina K10.

Canela cassia: La canela contiene cumarina, un poderoso agente anticoagulante. La warfarina, el fármaco anticoagulante más utilizado, se deriva de la cumarina.

Ginkgo biloba: El ginkgo suele tomarse para trastornos de la sangre, problemas de memoria y baja energía. Esta planta diluye la sangre y tiene efectos fibrinolíticos, lo significa que puede disolver coágulos de sangre. El extracto de ginkgo tiene efectos similares a la estreptoquinasa, fármaco para tratar los coágulos sanguíneos.

Bromelina: La bromelina es una enzima que se extrae de la piña. Puede ser un remedio eficaz para las enfermedades cardiovasculares y la presión arterial alta. Puede diluir la sangre, desintegrar y reducir coágulos sanguíneos.

Los comentarios están cerrados.