Aumentando la consciencia

57

Sahasrara chakra

Sahasrara el único de los siete grandes chakras del yoga que se sitúa externamente a nuestro cuerpo: ubicado justo sobre la coronilla. Significa el “loto de los mil pétalos” y lo conocemos también en su traducción como al chakra corona.
Sin bien estaría en un plano trascendente si buscamos el equivalente físico, se lo asocia con estar situado en, o relacionado con, la glándula pineal (mientras al ajna chakra se lo asocia con la glándula pituitaria).
La ciencia sostiene que la función de la glándula pineal es regular los ritmos circadianos, de luz y oscuridad, por lo que influye en la vigilia y el sueño, secretando la hormona melatonina. Que entre otras influencias tiene propiedades antioxidantes y es geroprotectora (retrasa el envejecimiento).
Se suele decir que en el sahasrara es donde se aloja el alma (Brahma) y que sería el centro de la sabiduría y la espiritualidad.
El séptimo chakra se activa plenamente cuando la persona realiza un trabajo espiritual profundo y logra dejar de lado sus apegos. Su vibración es la que se refleja en el aura sobre la cabeza que presentan ciertas personas muy especiales como a veces se ve en ilustraciones. Sin embargo, no es necesario recurrir a ilustraciones de santos, en mi caso no me considero una persona vidente, al menos hasta hoy, sin embargo, recuerdo el halo blanco que se generaba en ciertas ocasiones en torno a la cabeza de mi maestro Jorge Bidondo (Sri Dev Hansa “Ganesha” Natha) mientras nos instruía. Dado mi escepticismo siempre busqué contrastar con personas sentadas a sus lados y pude percibir que ellos no lo tenían, por lo que siempre descarté que fuera efectos de la luz o el sol.
Este chakra es conocido como el centro de la conciencia cósmica: el “Yo Soy” de la metafísica o el “Ham Sa” para lo Natha Siddhas (línea de Ayur Yoga Vital).

Si hubiese desequilibrio
Si hubiese desequilibrio en dicho chakra podríamos sentirnos desamparados, en separación y soledad. No habría interés en la espiritualidad, ni interés en encontrar la verdad del ser. Aunque si tuviese una corriente religiosa podría ser desde un fanatismo desmedido. El criterio de “verdad” podría entenderse siempre como nuestra mirada apartándonos de comprender al otro. También podrían surgir miedos inexplicables y/o sensaciones de gran confusión. Como fuere; tiene solución.

Con el sahasrara en equilibrio
Cuando la persona tiene el chakra sahasrara equilibrado posee una sensación de liberación e iluminación, así como también la sensación de que uno es parte de un todo sostenido desde el amor. Estas consciencias pueden surgir y también retirarse momentáneamente. No es común vivir en constante estado de samadhi (despierto, iluminación), pero sí es posible para el yogui o yoguini vivenciarlo. Cuanto más incursionamos en la búsqueda, se hará más parte de nosotros y nuestra vida y más fácil será volver a dicho estado de consciencia.

Cómo impactar en sahasrara desde el yoga
Es importante para desarrollar este chakra ir tomando, cada vez más, consciencia de nuestros pensamientos y sentimientos (así que cuidar todo lo que ingresamos a nuestra mente: películas, noticieros, etcétera) y buscar a su vez lograr concordancia luego con nuestras palabras y nuestras acciones. Recordemos que la intención del Yoga es alinear –unir, atalajar- todo nuestro ser en una misma dirección.
La meditación es tal vez la herramienta más eficaz para este potenciar este chakra. Sentarnos un rato, con la columna recta, y concentrarnos únicamente en el aire que entra y sale por la entrada de nuestras fosas nasales será un método suficiente.
Si uno quiere entonar al exhalar el sonido OM, puede buscar percibir la vibración sonora de la “o” en el pecho y la “eme” impactará como un masaje interno dentro de la cabeza.
También podemos sostener algún cuarzo (cristal o amatista) así como otros minerales.
En cuanto a las dinámicas del ejercicio del yoga estaremos impactando en el sahasrara cuando hagamos prácticas vinculadas a despertar la kundalini. Sin embargo, también hay algunas posturas que son puntualmente eficaces. En común tienen todas que el tronco está vertical, sentado o de pie, o de cabeza, lo cual es más efectivo pero también más complicado.
En salamba sirsasana el practicante debería haber tenido la ayuda técnica para no cometer errores, que podrían ser bastante perjudiciales. Por otra parte, bien ejecutada ésta, “la reina de las asanas”, es sumamente sanadora para nuestras neuronas cerebrales que se verán oxigenadas por la inversión mientras los fluidos bajan desde las pierdas hacia la cabeza. También hay un impacto concreto por el apoyo en la coronilla. Para llegar a dicha asana se suele pasar por posturas preparatorias. Por otro lado esta postura es intensa y solo un practicante experimentado debe realizarla. Y hay que hacer algunas advertencias: deben evitarla las personas con presión alta o con problemas en los cuerpos vertebrales principalmente de la zona cervical.

De todos modos, a no desesperar
Al realizar de modo correcto la postura de tadasana (parado con los pies juntos) ya es más que suficiente, fijarse que el peso esté bien repartido en los dos pies unidos, no mucho peso sobre los talones, y que los ajustes hagan que las rodillas estén extendidas, la cadera levemente basculada, el abdomen ajustado, el pecho algo hacia afuera con los hombros levemente hacia atrás y la cabeza bien centrada, algo hacia adentro el mentón, todo con plena consciencia corporal. Puede ahí imaginar inhalar “armonía” y exhalar “libertad”, inhalar “libertad” y exhalar “armonía” mientras siente la conexión directa con el cosmos. Manténgase unos minutos realizando este ejercicio y luego busque introspectivamente percibir los beneficios de ese simple asana.

Complementos
En el área de aceites esenciales se suele recomendar que un hornito o sahumerio esté emanando el aroma de sándalo, incienso, jazmín o mirra, sin embargo, hay otros que vibran bien para despertar este chakra. El sahasrara se suele asociar con el color blanco o violeta, por lo que no es mala idea para la vestimenta. Solo tener en cuenta que el segundo implica transmutación. El blanco suele en cambio ser utilizado para las prendas de arriba en muchísimas tendencias espirituales, el yoga acá no es la excepción.

Comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada.