Doshas: los tres tipos de constituciones según el Ayurveda

356

En el número pasado estuvimos viendo los Gunas (Rajas, Tamas y Sattva) que serían las energías mentales y espirituales del universo que nos afectan en mayor o menor medida. En gran parte nos afectan por el alimento que es el mayor intercambio con el exterior. Estas tres energías dependen la una de la otra y siempre están conectadas.

Los Doshas, que presentaremos aquí, indican la energía interna preponderante que define lo físico. Muchas veces se lo traduce como “humores”, pero de modo literal sería más bien “fallo”, o sea una constitución determinada que hace a una persona susceptible o hasta vulnerable a ciertas fuerzas. En nuestros cuerpos también marca las tendencias fisiológicas. Cada persona está bajo la influencia de una o más de estas energías. Las enfermedades se generan con el desequilibrio. El Dosha de una persona le aporta una determinada constitución física y está generado por los cinco elementos de la tradición védica: tierra, fuego, agua, aire y éter.
Estas energías constitutivas también están presentes en otras cosas, como en los alimentos. Hay que tener en cuenta que en medio de todo cambio, también los Doshas pueden mutar.

 

Al igual que los Gunas, también los Doshas son una trinidad
La energía Vata regula el movimiento y en el que predominan éter y aire. En alimentos son los depurativos. Constitución típica Vata: Delgados, ligero, no suelen ser altos y les cuesta ganar peso, se broncean fácilmente. Cara alargada y angulosa, con boca pequeña y de labios finos. Apetito variable y escaso. Con tendencia al estreñimiento. Prefieren el calor al frío y lo seco. Son muy activos, tienen el sueño ligero y hablan deprisa. Dicen que no suelen tener demasiada memoria. Son creativos y cambiantes. Su tendencia es a ser liberal, espiritual, divertido, original, intuitivo pero también superficial. En los sentimientos: volátil, fresco, libre, desarraigado y retraído. En el comportamiento: aplicado, hábil, nervioso, incansable, espontáneo e independiente.

La energía Pitta regula el metabolismo, elementos fuego y agua. Es cálido, sutil, ligero y fluido. En alimentos son los digestivos. Constitución típica Pitta: Son proporcionados, fuertes, más tipo atléticos. Suelen tener su piel más clara (que el promedio de su pueblo) y les cuesta broncearse, pueden tener pecas y lunares. Los ojos son claros y brillantes. Con buen apetito y suelen volverse irritables si no comen a sus horas. Prefieren el frío, no necesitan dormir mucho y tienen un modo de hablar claro, preciso y concreto con buena memoria. Suelen ser creativos, entusiastas y poseedores de una actitud optimista. Se dice también que entre sus características son compasivos, amables y a la vez que son independientes decididos y ambicioso.

La energía Kapha regula la estructura mediante los elementos agua y tierra. Entre sus características se encuentran lo pesado, húmedo, frío y mucoso. En alimentos son los solidificantes. Constitución típica Kapha: Su estructura corporal es grande con tendencia al sobrepeso. Su piel tiende a ser pálida, sin embargo, su pelo suele ser graso y grueso. La cara suele ser ancha con pestañas espesas. Tienden a comer aunque no tenga hambre. Prefieren los climas cálidos. Su sueño es profundo y prolongado. Son reservados, seguro, reflexivos y estables. Tienen buena memoria. Es una persona práctica, perseverante, intensa, responsable y metódica. Es dependiente, fiel, nostálgico, ordenado, resistente, aplicado, sólido y fiable.

Nuestra alimentación debería regirse según nuestra constitución
En ayurveda los sabores (rasas) son algo esencial se dividen en seis: dulce, ácido, salado, amargo, picante y astringente. Con diferentes combinaciones de sabores nuestra dieta potencia unos doshas y reduce otros. Las diferentes mezclas y combinaciones se llaman churnas.
Así si por ejemplo uno tiene mucho Vata elige sabores dulce, ácido y salado. Si uno tuviera mucho Pitta elige mejor el sabor dulce, amargo y astringente. Y si hay mucho Kapha elige el picante, amargo y astringente.
La comida debe ser fresca, natural y sabrosa con alimentos recién cocinados.
El objetivo de esa mezcla es la buena asimilación de los alimentos y una dieta que elimine las toxinas presentes en nuestro cuerpo.

Comments are closed.