Hidratación consciente

201

Tal vez la consigna simplista de beber una cantidad de vasos de agua entre las comidas no sea suficiente. Hay incluso quienes dicen que el agua puede llegar a arrastrar minerales y eso sin meternos en las toxinas que posiblemente también aporte. Hay algunos expertos que han estudiado más meticulosamente la cuestión y entendemos que se trata de combinar ciertos hábitos que van desde alimentos verdes, sales, sol y movimiento, todo con la finalidad de estar sanamente hidratados.

 

Verduras y luz solar

Todos recordamos de la escuela que el agua existe en tres estados: líquido, sólido y gaseoso. Lo que no se suele repetir es que también existe en estado viscoso, en forma de gel, lo que se conoce como agua estructurada y es el agua que se encuentra dentro de las células de nuestro organismo.

El profesor de bioingeniería, Gerald Pollack, trabajó sobre el cuarto estado del agua y explicó sobre cómo las comunidades del desierto se hidratan, que lo hacen a través de gel, usando sales. También las plantas del desierto se hidratan de dicha forma.

El modo más directo de introducir este tipo de agua en el organismo es consumiendo verduras de hoja verde. Al introducir en el organismo esta agua viscosa, uno puede hidratarse mejor. En este estado, el agua también contiene energía, dice el Dr. Joseph Mercola, “como una batería”. Pollack se refiere a ésto como H302 (en logar de H2O), ya que contiene más electrones. Aunque también, explica Mercola, se puede estructurar el agua que ya está presente en nuestro organismo al exponernos regularmente con piel desnuda a la radiación infrarroja y ultravioleta, así como también a la de la luz del sol.

La Dra. Internista Dana Cohen, junto con la antropóloga cultural y fundadora de la Hydration Foundation Gina Bri, escribieron un libro al respecto: Calma: venza la fatiga, pierda peso y sane su cuerpo a través de la nueva ciencia de la hidratación óptima (Quench: Beat Fatigue, Drop Weight, and Heal Your Body Through the New Science of Optimum Hydration).

En una nota Cohen le dice a Mercola: “(…) hemos descubierto que necesitamos verduras, luz y agua para producir energía. Es muy parecido a lo que pasa con las plantas y la fotosíntesis. Somos mucho más similares a las plantas de lo que nos imaginamos. Sin lugar a duda, la luz ultravioleta es un componente fundamental”.

 

Evitar la deshidratación

Hoy es común ver a todo el mundo con una botellita, tal vez hemos exagerado, pero la verdad también es que tenemos más consciencia de la importancia del líquido transparente. Sin embargo, la deshidratación es más común de lo que pensamos y esa es la razón por la que nos hemos acostumbrado a que nos vengan indicando desde diversas instancias que bebamos unos ocho vasos de agua al día.

Porque la sed no es una buena forma de determinar la hidratación, ya que la mayoría de nosotros hemos aprendido a ignorarla. En palabras de la propia Cohen: “La verdad es que, si tiene sed, ya es demasiado tarde. Ya está mucho más deshidratado de lo que consideraría admisible. Otros signos que debe supervisar son la fatiga y niebla mental. Puesto que probablemente son mejores signos de deshidratación crónica y de bajo grado que cualquier otra cosa. Me parece que el cansancio vespertino es un primer signo. En lugar de pensar: ‘Bueno, tal vez sea por mi nivel de glucosa’, es más probable que esté ligeramente deshidratado. Primero tome líquidos en forma de jugos verdes o incluso agua con un poco de sal marina, en lugar de comer una barra de chocolate o algo parecido. También podría pellizcar la parte superior de su mano y ver si su piel vuelve a su lugar de manera adecuada”.

Luego hemos aprendido a que si la orina es de color claro posiblemente no estamos deshidratados (salvo que estemos tomando suplementos de vitamina B, específicamente riboflavina, que hace que la orina tenga un amarillo fluorescente). La orina oscura es una señal de que necesita más agua.

Sin embargo, solo porque tenga orina de color claro, no significa que haya optimizado el agua intracelular. También deberíamos observar la frecuencia con la que uno orina. De acuerdo con Cohen deberíamos hacerlo aproximadamente cada 3 horas durante el día. Mientras, por la noche, nuestro cuerpo produce una hormona antidiurética para suprimir la micción.

El Dr. Mercola advierte: “No consuma las bebidas deportivas que venden en su supermercado local, ya que están repletas de azúcar”. Para tener un óptimo estado de hidratación se necesita sal natural en la alimentación. Recuerdo mi tía que vivió mucho tiempo en Acapulco que ante las olas de calor además de beber agua se ponía un poco de sal gruesa bajo la lengua.

 

La importancia del movimiento

La segunda mitad de la hidratación implica el movimiento físico. Cohen explica: “Nos dimos cuenta… que la fascia actúa como una bomba hidráulica. Mueve los fluidos a través de su cuerpo. Pensábamos que los fluidos se movían a través de la sangre y el sistema linfático. Ahora sabemos que la fascia mueve los fluidos y también la electricidad. La noción de que debe mover sus articulaciones para lubricarlas resulta lógica, y ahora entendemos por qué”.

 

Pilar para la salud

Estos doctores apuntan a que la hidratación es parte de los cimientos de la salud: “Es la base de toda la homeostasis en nuestro cuerpo”, todo el equilibrio de nuestras células… Y el Dr Mercola sostiene que en lo práctico lo que fundamenta el libro de Cohen son los batidos con verduras. Dice que él “solía recomendar los jugos, y todavía me parece que tomarlos es importante, sin embargo, creo que los licuados son mejores, sobre todo porque consume el alimento entero, incluyendo la fibra vegetal, que resulta particularmente beneficiosa. Nutre bacterias beneficiosas en el intestino, que a su vez descomponen la fibra en ácidos grasos de cadena corta”.

En el libro Cohen afirma que en un sencillo “plan de 5 días que incluye micromovimientos, licuados y alimentos hidratantes” todos verán mejorías, “desde atletas hasta pacientes graves con fibromialgia”.

 

 

Imágenes:
Agua de tapa: Pexels Pixabay
Las 4 aguas: Brainly.lat
Jugo verde: Pexels Toni Cuenca

 

Comments are closed.