Lo más importante del mundo

Dice el cuento:
“¿Mamá que es lo más importante del mundo?” Pregunta la pequeña Yuli con su voz dulce y tierna.
“Tú, mi amor responde su mamá”.
“No, mamá, que es lo más importante para ti, para mí, para todos.”
“No lo sé, hija”.
“¿Qué crees tú? He pensado algo que te puede ayudar. Anota en tu libreta las cosas que haces y que necesitas para hacerlas. Aquello que se repite en tu cuaderno será lo más importante.”
Así lo hizo la pequeña Yuli. “Esta mañana al levantarme fui a bañarme necesite jabón, esponja toalla y agua. Me cepillé los dientes y necesite pasta, cepillo, vaso y agua. Desayuné y necesité comida, cubiertos, trastos y agua. Fui al baño y antes de salir me lave las manos y necesite jabón y agua. En clase pinté un cuadro y necesite acuarelas y agua. Llegué cansada y necesite agua. Ayudé a mamá a lavar la pecera y necesite esponja una red y agua”.
Al final del día Yuli, empezó a contar lo que se repetía en su cuaderno: agua, agua, agua.
“Para todo necesito agua mamá, creo que ya sé que es el agua, porque la necesito, porque me gusta, porque nadie podría vivir sin ella, y porque es lo que más veces anoté en mi cuaderno.”
“Bien Yuli, así descubriste esto hoy. Mañana, al leer este cuento todo el mundo lo sabrá y cuidarán de ella porque es lo más importante del mundo.”

Artículos relacionados

Claudia Medina
Tomado de Guiadelnino.com

Este cuento nos permite observar lo importante que es la responsabilidad de guiar a las niñas y niños desde su temprana infancia, aprender desde sus padres, los motiva a cuidar los recursos naturales, como así también a crecer con el cuidado de su limpieza personal, activando sus capacidades cognitivas porque en sus pensamientos va ir incorporando el valor a todas las cosas brindando las herramientas para entender, crear y ser feliz con lo simple de la vida.

Los comentarios están cerrados.