¿Qué es el Qi Gong?

Una práctica beneficiosa para la vida cotidiana

La palabra “Qi Gong” (Chi Kung) significa maestría o habilidad (gong) en el cultivo de la energía vital (qi). Esta comprende desde nuestro campo térmico y electromagnético hasta los niveles más sutiles del aura, pasando por muchísimos niveles energéticos (chacras, meridianos, emociones, pensamientos, sexualidad, etc.).

Esta práctica incluye el uso de la respiración para desarrollar el qi con propósitos especiales, tales como sanar, prevenir enfermedades, preservar el espíritu, regular las emociones, aliviar el dolor o mantener el cuerpo relajado.
Es una práctica corporal formada por suaves movimientos físicos, ejercicios respiratorios y concentración mental con el fin de fortalecer el organismo a nivel físico, mental y espiritual. También hace un trabajo de desbloqueo de los meridianos energéticos que distribuyen el qi por nuestro organismo, limpia energías de baja vibración y libera a nuestros órganos de las emociones negativas. Trabaja para mejorar y fortalecer nuestra estructura energética.
El Qi Gong, como filosofía de vida, ayuda a mantener hábitos saludables y a mejorar la calidad de vida de todo aquel que lo practica.
Según la Medicina Tradicional China y la filosofía Taoísta, la práctica de Chi Kung refleja los efectos de los movimientos en la vida y aboga por el concepto de evitar movimientos excesivos y ejercitarse moderadamente. Los movimientos son armoniosos y simétricos, incluyen todos los movimientos hacia adelante y atrás, izquierda y derecha, arriba y abajo, en una posición superior o inferior. La alternancia entre estados mentales, los cambios y el equilibrio entre el yin y el yang, también se ven reflejados en los movimientos. Como consecuencia se obtiene una sensación de equilibrio y armonía general.
Se trata de entrenar la coordinación entre respiración y movimiento, lo que produce un aumento de la concentración y regulación emocional, equilibrando las diversas puertas energéticas, que según la Medicina Tradicional China son las que regulan y nutren la energía en todo el Sistema de Meridianos y canales. En un sentido orgánico, nutre y desbloquea los órganos para que puedan realizar correctamente su función. Y a nivel espiritual, genera una conexión con nuestro ser desde la auto observación y cultivo de nuestra energía vital.
A medida que uno va avanzando en la práctica, va tomando mayor conciencia en diversos planos, mejorando la calidad de vida y siendo más consciente del entorno.
Cuando uno mismo cambia, todo alrededor cambia.

Artículos relacionados

Prof. Nerina Wu Lanqian


CONSEJOS PARA PREVENCIÓN Y FORTALECIMIENTO DEL SISTEMA INMUNOLÓGICO:
– Regular las emociones. Practicar Meditación a diario. Observar el aliento que entra y sale. Mantener la intención en la punta de la nariz, sin ningún esfuerzo consciente. La respiración desciende naturalmente al abdomen inferior, permitiendo que se mantenga allí. Contemplando la respiración y siguiéndola naturalmente, mantener la atención en la inhalación y exhalación (movimiento diafragmático).
– Alimentación: Ingerir alimentos que refuerzan el sistema inmunológico y sean ricos en Vitamina C: Papas, tomates, pomelo, naranja, limón, mandarina, piña. Incrementar el consumo de frutas y verduras en general.
– Auto-masaje de meridianos: 10-15 minutos para cada operación. (Lo veremos en próximos números).

Los comentarios están cerrados.