Activando tus raíces con la naturaleza

55

Muladhara chakra

El chakra raíz, muladhara, es el primer gran centro energético, de los siete principales que plantea el Yoga. En sánscrito significa “raíz de soporte”. Está simbolizado por una flor de loto con cuatro pétalos y el color rojo. Se lo relaciona con el elemento tierra.

Está ubicado al final de la columna vertebral (coxis) en la zona del perineo y si vamos a ser bien estrictos con la bibliografía yóguica se lo ubica entre el ano y los órganos sexuales. De acuerdo con la tradición tántrica, el muladhara es la base para que los tres nadis o canales energéticos principales emerjan: ida, pingala y sushumna. Se dice que ahí se encuentra la serpiente enroscada –kundalini– que al subir se eleva por la columna hacia la coronilla logrando despertar los saberes latentes de nuestro ser.
Está simbolizado por una flor de loto roja de cuatro pétalos con un cuadrado amarillo en su centro. El cuadrado amarillo representa la Tierra, su elemento asociado. En cada pétalo se inscriben las letras que pronuncian su mantra raíz (bija-mantra): LAM.
Hay veces que el primer chakra se representa con un elefante, por ser una imagen de firmeza y fuerza terrenal.

El muladhara se lo asocia con la seguridad, la supervivencia, los cimientos, hábitos y la aceptación propia, por eso podríamos usar afirmaciones en relación con la determinación, seguridad y la fuerza. Lo relacionamos con los órganos de eliminación y muscularmente podríamos vincularlo con las piernas. Con respecto a la eliminación podemos sumar aspectos no solamente físicos, sino también mentales y emocionales. Los videntes indican que esa energía (pranavayu) es de color roja. Mediante este chakra trabajamos patrones instintivos de superviviencia.

Desequilibrio
Si este chakra estuviese en desequilibrio se podrían presentar miedos, inseguridad y sentimiento de la vida como una carga. La constitución sería débil, problemas de eliminación y se reduciría la resistencia mental y física. Podría surgir depresión.

Equilibrio
Cuando se encuentra en equilibrio nos sentimos conectados con la realidad, centrados, seguros, leales, estables y nuestras funciones de eliminación trabajan adecuadamente. Cuando la persona disfruta experiencias, sale de su zona de confort; al asimilarlas retiene “nutrientes” es porque su muladhara está activo y funcionando bien. Una persona con el primer chakra funcionando perfectamente suele ser seguro, estable, firme y leal. Confiarás y confiarán en esa persona. Se vincula el sentido del olfato a este chakra y si el muladhara se encuentra en equilibrio y funciona bien, dicen que el cuerpo suele tener un olor agradable.

Cómo impactar desde el yoga en el chakra raíz
Desde el Yoga tenemos varios modos de impactar sobre dicho chakra, tanto para potenciarlo como para tranquilizarlo. El trabajo puede ser desde diferentes kriyas (lo que significa “limpieza”, para músculos y articulaciones son movimientos repetitivos), namaskares (“saludos”, secuencias de movimientos) y asanas (posiciones fijas). En común está el trabajo de los apoyos: pies y piernas. También, como a otros chakras, se lo puede trabajar con ayuda de su mantra semilla u otros mantras, con diferentes pranayamas (manejos de la energía mediante la respiración).

¿Qué puedo hacer aquí y ahora?
En prácticas avanzadas de Yoga se suelen combinar las diferentes herramientas con un objetivo claro. Eso implica tener la ayuda de un profesor capacitado. Sin embargo, para que pueda hacer ahora una práctica le podría recomendar que haga algún asana de piernas luego de una serie de kriyas para calentar músculos y articulaciones. Algunos de fuerza, otras de flexibilidad. Su foco estará puesto en lo que más necesite, si potenciar o relajar y aflojar. Siempre recuerde trabajar con los músculos antagonistas también, si impactaron sobre cuádriceps, trabajar también los isquiotibiales. En el caso de hacerlo sin un guía, es importante realizar ejercicios sencillos.

En lo sútil podemos relajar, aflojar, percibir este chakra con ayuda de minerales, por ejemplo, sosteniendo en nuestras manos, una turmalina, cuarzo ahumado, rubí, obsidiana. Podemos a través de un hornito aromático colocar aceites esenciales para lo cual se suele recomendar para el muladhara, por ejemplo, tea tree, jazmín, sándalo, citronella o jengibre.

Haga lo que fuere busque mantenerse en el momento presente, con su consciencia bien situada en el aquí y el ahora, acompañado con la respiración conectada a la tarea y disfrutando el hecho de realizar lo que haya elegido. En lo posible con una leve sonrisa en su rostro. No olvidemos que el contento (santosha) es uno de los preceptos de este camino de desarrollo interior que nos lleva a despertar nuestros saberes latentes iluminando nuestra vida.


Rutina de 10 minutos

Párese con ambos bies juntos y las rodillas extendidas, basculando suavemente la pelvis hacia adelante, ajustando abdomen, juntado omóplatos y llevando el mentón levemente hacia atrás mientras inhala y exhala con consciencia plena de la respiración. Busque que sus talones no carguen todo el peso. Sienta el suelo que sostiene. Serene con la respiración su mente para poder luego concentrarse plenamente en los tres ejercicios que les proponemos a continuación:
1. Utkatasana (la silla, véase dibujo arriba). Arme la postura cuidando sus tobillos y rodillas, que estén bien alineados con su cadera. Lleve su mente al apoyo dado por el suelo. Sienta su fuerza en el trabajo y manténgase con determinación durante al menos cinco respiraciones completas.
2. Elonge sus cuádriceps tomando su pie derecho con su mano izquierda estando de pie, por atrás, con las rodilla totalmente flexionada, cuidando nuevamente su línea y manteniendo el equilibrio en un solo pie con el cuerpo erguido. Repita del lado izquierdo.
3. Coloque su pie derecho sobre un banquito o mesa e inclínese hacia la pierna derecha extendida sin flexionar la columna, buscando mantener una línea recta de coxis a coronilla, con intención de elongar los isquiotibiales (la parte de atrás del muslo). Respire con calma y en cada exhalación repita el viyamantra LAM con intención de ir soltando. Repita del lado izquierdo.

Los comentarios están cerrados.