Llegó el otoño

363

Llegó el otoño 

 

El otoño llega suavemente y me despierta esas ganas de quedarme observando el suave sol de la mañana, las hojas de los árboles que rodean el balcón de mi casa empiezan a esconderse entre las plantas y macetas, como si quisieran ser recordadas cuando el frío invierno deje sin ropaje a todo su cuerpo.

Pexel harrison- fitts

Cuando niña sentía un poco de tristeza con la llegada del otoño pero un día recuerdo que le pregunte a mi madre ¿porque tenía que llegar el otoño? Ella me explicó que su llegada tiene como objetivo permitir a la naturaleza el descanso, a su vez nos prepara para el frío del invierno, el cual es la estación que fortalece el interior de las plantas, los árboles, así cuando llegue la primavera todo pueda florecer rápidamente y los frutos sean muchos y cada vez más ricos en sabor. Esa explicación fue la mejor manera de entender la llegada del otoño y aceptar que es necesario para la naturaleza de todo el planeta.

Cada estación tiene su encanto, ahora siendo una mujer adulta el otoño pasó a ser la estación que más me gusta, porque disfruto el clima, ni tan caluroso ni tan frio, me dejo seducir por la suave brisa que invita a caminar por las tardes a reunirnos con amigos a realizar actividades al aire libre antes de que llegue el frio invierno, el cual no sería mi favorito principalmente porque no es de mi agrado vestir como una cebollita para evitar el frío -y soy de las que tiene varias capas de ropas más gorro, bufanda y guantes- esos meses me vuelvo más ermitaña, más hogareña y evito las salidas si no es necesario, como un osito invernando, aunque confieso que si me invitan un rico chocolate caliente puedo sacrificar la comodidad de mi casita.

Aprovechemos cada día del otoño ya que tiene esa calidez de llevarnos a la reflexión, concentrando la atención en nosotros como seres humanos, disfrutando cada estación como un momento único e irrepetible, en compañía de nuestros seres queridos. ¡Bienvenido otoño 2023!

 

Comments are closed.