Activando tu voluntad personal

171

Manipura chakra

En su traducción literal desde el sánscrito manipura dicen que sería algo así como “asiento de las gemas”. Muchos sostienen que se ubica entre la última vértebra toráxica y la primera lumbar. Sin embargo, si tenemos en cuenta que durante la gestación el alimento ingresa por el ombligo (a la que le corresponde la tercera lumbar) vía la madre podemos tranquilamente sostener que ese es el lugar y que sutilmente seguimos conectados por ahí energéticamente con el todo. Es el tercer gran chakra contando desde abajo y se abre hacia adelante.
Se ilustra como un loto de diez pétalos, representando ese número la culminación. Los diez pétalos activos implican que la persona ha dominado este chakra y sabe así como comenzar y completar una acción.
El Manipura se relaciona con la digestión y por ende repercute de modo directo en órganos como el hígado, la vesícula biliar, el bazo y en especial el páncreas como la glándula que le corresponde, además de otros órganos digestivos. Sin embargo, desde acá también se regula parte del sistema nervioso y músculos.
Recordemos que el páncreas desempeña un papel decisivo en la digestión de los alimentos y es el que produce la hormona insulina, fundamental para metabolizar los hidratos de carbono y mantener el equilibrio del azúcar en sangre. Las enzimas segregadas por el páncreas son también indispensables para el metabolismo de las grasas y las proteínas.
El color de la energía de la zona (pranavayu) se dice que es amarillo y se lo asocia con el elemento fuego.

Equilibrio y desequilibrios
Para este chakra es sumamente importante lo que comes y, sumamente importante, cómo lo comes. A nivel psicofísico entra en juego con qué te alimentas en cuanto a información, ideas, etcétera, y por ende, cómo vivís, que vibraciones permitís que ingresen a tu ser.
El manipura es el centro de energía de la voluntad y de autocontrol, si está vigoroso podemos decir que la persona es poderosa en su accionar, segura, con una personalidad sólida y equilibrada. Rebosará de salud, alegría y vitalidad. Y de ser así estarás siendo optimista y cumpliendo con el precepto del contento (el niyama santosha). Bien potenciado estarás cargado de autoestima y una identidad propia, la sensación será de optimismo y de responsabilidad sobre la propia existencia.
De no estar fuerte y equilibrado el manipura podrían surgir sentimientos negativos como enojo, avaricia, vergüenza, desesperación, pesimismo y falta de espontaneidad. Y podrá costar ir tras los objetivos, quedando todo en un plano de proyectos sin realizarse. El perjuicio a nivel físico podría generar problemas con la digestión y cualquiera de sus órganos.

Artículos relacionados

Impactando en el manipura con yoga
Como decíamos en el número pasado sobre el anahata, gran chakra del medio, los tres chakras inferiores son los generadores de vida, todo lo que es fundamental y regenerativo y están en el plano del inconsciente. La función del manipura es mantener, y a su vez es la puerta al anahata, separados por el diafragma. Por eso las respiraciones profundas pueden servir mucho para desbloquear esa barrera. Existen a su vez en el Yoga muchas respiraciones específicas que se trabajan desde el abdomen, como Kapalabhati, Bhastrika, Agni Sara y Nauli kriya, impactando de modo directo en dicho centro energético.
En cuanto al trabajo específico para estimular o equilibrar el manipura chakra, más allá de las respiraciones mencionadas, tenemos múltiples kriyas (movimientos repetitivos de limpieza), a continuación mencionaré uno posible usando la posición del Gato (Gendra):
Básicamente consiste en colocarse en los cuatro apoyos, palmas y rodillas al suelo, exhalando con intención de llevar el obligo hacia la columna, buscando flexionarla lo más posible (Gato Enojado) y a continuación hago lo inverso, busco una máxima retroflexión, manteniendo el abdomen ajustado (Gato Contento). Véase imágenes abajo.
Desde luego hay muchos pranayamas (manejo de la energía mediante la respiración) que nos ayudan a impactar sobre este chakra así como también mantras del cual su mantra semilla (bija-mantra) es RAM.
Y se pueden uno apoyar también en gemas o piedras de tonalidad amarillas (como citrino, topacio imperial, ámbar, ojo de tigre, calcita dorada y oro) y esencias (limón, lavanda, romero) además de en el, ya mencionado, color amarillo.
Desde una práctica yóguica también podemos impactar mediante varios namaskares (por poner un par de ejemplos: Saludo al Sol o Saludo del Gato) así como con varias asanas, tanto de fuerza como de estiramiento que involucran abdomen y/o lumbares. Aprovechamos aquí para mencionar que en Ayur Yoga tenemos en cuenta una serie de factores para que la práctica sea óptima que no solamente implican un equilibrio entre todo sino una combinación de técnicas en, por ejemplo, una misma asana logrando así multiplicar los efectos de la ejecución de un asana en particular.

No es lo mismo
Por último, me parece importante aclarar algo que muchas veces se presta a confusión y que me pudo esclarecer hace unos años mi maestro Dev Hansa “Ganesha” Natha (Jorge Bidondo): no confundirlo con el Tan Tien (o Dantian) Medio de la medicina tradicional china. Es importante aclarar que los chakras son como cocinas, usinas, de la energía. Y los tien serían más bien como depósitos, lugares donde se puede almacenar algo de la energía vital. En este caso particular el Tan Tien Medio se encuentra unos centímetros más abajo que el Manipura.

Los comentarios están cerrados.